La abogacía del Estado como salida profesional

Por / Eventos

La abogacía del Estado como salida profesional

 

El pasado 15 de febrero tuvimos la oportunidad de asistir a una conferencia sobre “La abogacía del Estado como salida profesional” impartida por la joven Abogada del Estado Isabel Alfonso Espiñeira, quien se licenció en Derecho por la Universidad de Coruña en el año 2005 y en 2009 opositaba para la Abogacía del Estado.

Quizás haya gente que no sepa en qué consiste esta oposición, como bien señaló “La gente no tiene clara su función; si el Estado es una persona jurídica como cualquier otra tiene que tener su equipo de abogados”. De esta necesidad podemos decir que nace el bufete de abogados más grande de España con representación en todas las provincias y probablemente el mejor.

A partir de este punto, Isabel Alfonso desarrolló la conferencia centrándose en dos aspectos: cómo se accede a esta oposición y sobre todo, en qué consiste el trabajo de un Abogado del Estado.

El acceso se basa en cinco exámenes eliminatorios para los cuales hay que estudiar 465 temas, ni más ni menos. Los dos primeros son pruebas teóricas ante un Tribunal, el primero sobre Derecho Privado y el segundo sobre Derecho Público. Una vez superada esta parte, habrá una prueba de idioma la cual señala la ponente que no tiene la fuerza que tiene en otras oposiciones, destacando que no se ha dado el caso de que se haya suspendido. Por último los dos exámenes restantes son ejercicios prácticos a resolver en un determinado tiempo, uno sobre una actuación procesal y otro sobre un informe. Sin embargo, es importante decir que a aquellos que superan los primeros exámenes pero no logran aprobar la oposición, no les faltará trabajo, pues los bufetes más importantes del país se pelearán por ellos. A modo de dato, hay que decir que la ratio es de 9 aspirantes por plaza, algo que la ponente considera una ventaja.

 

“Nuestro trabajo es muy parecido al de cualquier abogado. Asesoramos cómo realizar actuaciones con arreglo al derecho y además informamos proyectos de Ley. Representamos y defendemos al Estado en el ámbito jurisdiccional; prácticamente todos los días de la semana tengo vistas”

 

A continuación Alfonso Piñeiro nos expuso su trabajo, el cual a rasgos generales, se basa en asesoramiento legal y participación en litigios defendiendo al Estado y entidades relacionadas al mismo. De esta manera un Abogado del Estado trata temas muy variados, desde casos civiles, como puede ser la defensa de Hacienda, hasta penales como la violencia de género o fraudes de más de 120.000 euros, sin olvidar sobre todo aquellos casos de contencioso administrativo, que suponen el 70% del total que llevan. De esta manera tienen mucha importancia en la actualidad, pues llevan temas muy relevantes como puede ser el particular caso de la independencia catalana, diversos proyectos de leyes, la defensa de empresas como Correos, RTVE,  AENA, etc.

 

“La excelencia es una realidad en el ámbito de la abogacía del Estado, que grandes empresas se dirijan a ellos bien a través de bufetes o secretarías de Consejos de Administración”.

 

Las otras salidas que pueden tener van muy relacionadas con la empresa, pues mediante la excedencia, son muchos los que deciden irse a grandes compañías como Inditex (que tiene contratados a tres Abogados del Estado). A medida que se va ascendiendo, también se puede llegar a trabajar en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea o como representantes de España en las Naciones Unidas para temas jurídicos.

En conclusión, nos ha parecido una conferencia con gran carga jurídica y que contribuye a plantearse preparar una oposición de tal envergadura. Si algo nos ha quedado claro, es que una motivación y pasión por el Derecho como las que nos percatamos que existían en la sra. Alfonso es un requisito “sine qua non”.

Deja un comentario

Tu E-Mail no será publicado

*