La abogacía del Estado como salida profesional